Buenos días,

Después de llevar 1 año y medio tomando 10 mg de Paroxetina mi psiquiatra me dijo que estuviese solo dos días tomando 5 mg.  Al cuarto día de no tomar nada empecé con calambres musculares, escalofríos, sudoración nocturna, dificultad para dormir cabeza aturdida, y sensación de adormecimiento en la cara. Mi psiquiatra no entiende que lo estoy pasando fatal y que no me la ha reducido correctamente y estoy perdida. Mi médico de cabecera me ha dicho que empiece otra vez con 10 mg y un Orfidal por las noches para poder dormir durante un mes y así ir reduciendo poco a poco para no tener efectos rebotes. ¿Lo estoy haciendo bien? Estoy perdida.

 

 

Querida Amiga:

 
Siento mucho que lo estés pasando tan mal. Efectivamente, hasta un 20% de los pacientes sufren intensos síntomas físicos con la retirada de los medicamentos de esta familia (Antidepresivos tipo ISRS) y muy especialmente con la Paroxetina. Los calambres musculares, la sensación de mareo y el abotargamiento de la cabeza son los más comunes. La sensibilidad a los efectos de la retirada varía muchísimo de unos pacientes a otros, hay pacientes que no notan nada y otros que están realmente muy molestos e incapacitados.

 

Mi recomendación es volver a tomar medio comprimido (10 mg) durante dos semanas, después pasar a alternar medio comprimido con un cuarto de comprimido durante otras dos semanas, a continuación, tomar un cuarto (5 mg) todos los días durante dos semanas más y para terminar tomar un cuarto día sí día no durante dos semanas más y suspender. Se trata de hacer muy muy lenta la bajada de modo que el cuerpo "no se entere" de que estamos quitando la medicación.

Un abrazo y estoy segura de que de esta forma solucionarás el problema,

 

Dra Orlanda Varela