Desde hace unos meses y debido al COVID-19, el uso de mascarilla es obligatorio siempre que nos encontremos fuera de nuestro hogar. Aunque la mascarilla nos sirve como escudo protector a la hora de comunicarnos con los demás, para no compartir bacterias o virus con otras personas, puede tener algunas consecuencias negativas, como que nuestra voz se vea perjudicada. La mascarilla reduce el volumen de nuestra voz y distorsiona el sonido de las palabras que utilizamos, por lo que nos solemos ver obligados a hablar más alto cuando la estamos utilizando. Este aumento de volumen de la voz continuo puede hacer que las cuerdas vocales se irriten, y, si no realizamos los cuidados necesarios, acabar en afonía o disfonía.

Cuando hablamos de afonía, nos referimos a perder la voz completamente; mientras que la disfonía se refiere a la alteración del timbre, tono o volumen de la misma. Aunque comúnmente algunas personas digan que “están afónicas”, si lo pueden decir y les puedes escuchar, realmente estarían “disfónicas”. Algunos ejemplos de disfonía son la ronquera o la incapacidad de hablar o cantar en un tono al que uno está habituado, y pueden ser secundarios a distintas patologías, como los nódulos.
 
Las profesiones en las que se utiliza la voz no son solamente las relacionadas con el canto, el teatro o la radio; también una profesora, un recepcionista o una teleoperadora pueden estar hablando durante horas a diario, y aunque su voz ya podía verse resentida por el abuso de ella, ahora con la mascarilla puede estar aún más afectada.
 
Aquí van algunos consejos para tod@s aquell@s que desean cuidarse la voz un poco más, y evitar patologías vocales no deseadas:

  1. Solicita el uso de megafonía. Si trabajas en un lugar ruidoso donde necesitas que te escuchen personas que están a cierta distancia, si es posible que uses un micrófono con altavoces, esto ayudará a que tu voz no tenga que esforzarse tanto; recuerda que ya estás haciendo un esfuerzo especial solo por usar la mascarilla.
  2. Articula más exageradamente. Antes de subir demasiado el volumen, prueba a sobrearticular para que te entiendan mejor.
  3. Mantente hidratad@. Intenta llevar siempre una botella de agua contigo e ir dando sorbitos durante todo el día. Beber alrededor de dos litros de agua diarios te ayudará a mantener las cuerdas vocales lubricadas y a que vibren correctamente. Evita que el agua esté muy fría, y si notas sequedad en tu casa, usa un humidificador.
  4. Calienta la voz antes de trabajar. Igual que los atletas calientan sus músculos antes de una competición, nuestras cuerdas vocales estarán más preparadas para el esfuerzo de hablar a un alto volumen durante horas, si hemos realizado ejercicios de calentamiento de voz. Si no sabes qué ejercicios realizar, solicita una o varias sesiones de prevención de patología vocal con una logopeda.
  5. Evita usar el teléfono. Cuando hablamos por teléfono, perdemos la parte de lenguaje corporal y de lectura de labios de la comunicación presencial, y tendemos a hablar más fuerte. Si puedes, comunícate por mensaje de texto o intenta que las llamadas telefónicas duren el menor tiempo posible.
  6. Mantén períodos de reposo vocal. Las cuerdas vocales, como cualquier otro músculo, también necesitan descansar. Intenta mantenerte en silencio durante largos períodos de tiempo, sobre todo al acabar de trabajar.
  7. Recuerda relajarte y descansar lo suficiente. Dormir al menos seis horas diarias también ayuda a evitar el cansancio vocal. Por otro lado, la voz está ligada a nuestro estado emocional, y el estrés puede provocar contracciones en la musculatura respiratoria y de las cuerdas vocales; por lo que es recomendable realizar técnicas de relajación, que disminuyan el nivel de estrés, aprender a respirar correctamente, y estirar suavemente el cuello y los hombros si lo vemos necesario.

Si notas que estás padeciendo afonía ocasional, o disfonía durante más de una semana, acude a tu especialista. El otorrinolaringólogo es el médico que evalúa y diagnostica las patologías de la voz, y el logopeda el que te podrá ayudar con la prevención y el tratamiento de ésta.
 
Y si tienes dudas o preguntas, ¡no dudes en consultarnos! Escríbenos a info@sinews.es y daremos respuestas a tus preguntas, y asesoramiento profesional, si lo necesitas.

Departamento de Logopedia
Alba Sánchez Blake
Logopeda
Niños, adolescentes y adultos
Idiomas de trabajo: Español e inglés
Ver su Curriculum