Ésta es una pregunta que me hacen muchos padres frecuentemente. Cuando los niños son pequeños resulta más fácil- nos cuentan todo lo que les ha ocurrido durante el día, nos piden ayuda y piden pasar tiempo con nosotros. Los adolescentes, sin embargo, están en una etapa donde quieren su espacio. Difieren de nuestras opiniones, y las actividades que les proponemos les parecen de lo más aburridas.

Por ello, es importante mostrar interés en sus hobbies para poder compartir tiempo juntos; ya sea siguiendo una serie o viendo partidos juntos. Otro elemento importante es pedirles ayuda ya que los adolescentes sienten que les estamos diciendo constantemente lo que hacer. Por tanto, si les pedimos consejo, o que nos expliquen sobre temas de los que sepan más que nosotros, sentirán que les estamos validando y tratando como los adultos jóvenes que son. Del mismo modo, cuando nos cuenten sus dilemas, no debemos empezar por decirles “Tienes que…”, sino escucharles, preguntarles qué han pensado hacer ellos, y después proponerles alternativas, siempre validando las suyas, por supuesto.

Lo más importante es recordar que uno de los pasos más importantes de la adolescencia es estimular su autonomía. No hay un libro de instrucciones que acierte con todos ellos, pero como regla general, será importante permitir que se equivoquen y que aprendan de sus errores, pero sobre todo, que vean que siempre estaréis allí para escucharles y aconsejarles cuando lo necesiten.

Departamento Psicológico, Psicoterapéutico y Coaching
Miriam Mower
Psicóloga
Niños, adolescentes y adultos
Idiomas de trabajo: Español e inglés
Ver su Curriculum