Pregunta:

Hola Sinews, Me llamo Mercedes, mi consulta a la doctora es sobre mi estado actual. He estado dos años tomando paroxetina El primer año y medio de 20mg. Y el otro medio de 10mg. En los últimos meses de tomarla me sentía cansada… Aún haciendo a penas ejercicio. Otro síntoma era las piernas muy pesadas, calambres y hormigueos. Yo empecé a hacerme análisis para ver de que era ese cansancio y salieron bien. Consulté al psiquiatra y me mandó cambiar de medicación, tomé Brintelly 5mg. He estado 20 días con esta nueva medicación.

A partir de ahí, más o menos, empecé a tener unos fuertes dolores de cabeza, llevo ya 11 días con ellos, me ha visto el médico de cabecera, el tratamiento que me pusieron no me ha hecho a penas nada, sigo con dolor de cabeza. Hablé con el psiquiatra y dejé de tomar los 5 mg de Brintelly.

Ahora no tomo ningún antidepresivo ( llevo unos 8 días sin nada) Hoy me han hecho un Tac de cabeza y todo está bien. Me han diagnosticado migraña. Pero MI PREGUNTA es si todos estos dolores de cabeza podrían ser por la retirada de la paroxetina, y relacionada con algún síndrome de abstinencia, después de haberlo tomado dos años o con la toma de Brintelly. Estaría muy agradecida de saber su opinión. GRACIAS.

Respuesta:

Hola,
Siento mucho que lo estés pasando tan mal y gracias por tu confianza. Ya es un gran alivio que el TAC y el examen neurológico resulte normal. Los síntomas que estás describiendo muy bien pueden efectivamente ser relacionados con un síndrome de retirada de la Paroxetina. De hecho, hasta un 20% de los pacientes sufren intensos síntomas físicos con la retirada de los medicamentos de esta familia (Antidepresivos tipo ISRS) y muy especialmente con la Paroxetina.

El síndrome de abstinencia de los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS) o el síndrome de retirada puede producirse cuando el antidepresivo deja de tomarse de forma brusca, o se toma de manera irregular. Por lo general, el paciente debe haber tomado la medicación durante al menos un mes para que pueda darse esta situación. Este trastorno suele comenzar entre las veinticuatro y cuarenta y ocho horas después de la interrupción del fármaco. Los síntomas alcanzan su máximo en el quinto día y suelen resolverse en dos o tres semanas.

Los principales síntomas, como lo describes tan bien, son mareo, vértigo, dolor de cabeza, náuseas y síntomas gripales, así como ansiedad, confusión, irritabilidad, parestesias, sueños excesivos e insomnio. Los factores de riesgo en los que se suele insistir son el mal cumplimiento del tratamiento, el síndrome de abstinencia previo con otro fármaco, la medicación concomitante y el consumo de alcohol. Los síntomas son incómodos, pero no suponen ningún peligro médico.

Cuando se presenta un síndrome de abstinencia, generalmente reintroducimos el fármaco y luego lo retiramos gradualmente. Dependiendo de la historia del paciente, reduciremos gradualmente la medicación, a veces incluso sólo reduciendo un cuarto de comprimido cada tres semanas, siempre teniendo en cuenta el bienestar del paciente. Además, evita el alcohol, mantente hidratado e intenta descansar.
En tu caso, te recomiendo hablar con tu médico y evaluar tus síntomas. Si sigues teniendo el dolor de cabeza, se puede perfectamente hablar de una posibilidad de retomar la medicación para bajarla de manera muy, muy lentamente. Como la has tomado durante dos años, tu cuerpo está acostumbrado y reacciona al cambio de concentración de la medicación.
El Brintelly puede ser un relevo porque es del mismo grupo farmacológico, pero tomaré 10 mg durante por lo menos 3 semanas antes de bajarlo lentamente, el mismo proceso de bajada que la Paroxetina.

A veces ayuda el cambio a Paroxetina en forma de gotas, que permite que este proceso sea manejado y adaptado de manera muy precisa, reduciendo la dosis tan poco a poco que el cuerpo no nota el cambio.

En la mayoría de los casos, los síntomas de abstinencia son leves y desaparecen en varios días, pero en los casos raros, graves y prolongados, el único tratamiento es, desgraciadamente, volver a empezar la medicación.

Además, si alguna vez vuelves a necesitar un antidepresivo, por favor, hazle saber a tu médico si has experimentado algún tipo de síntoma de abstinencia, para que pueda tomar una decisión informada. Él o ella evaluará el riesgo y el beneficio de seguir tomando el mismo medicamento o de cambiarlo por otro. Afortunadamente, hay muchas opciones disponibles para garantizar la ayuda que necesitas.

Mis consejos por aquí no deben sustituir al seguimiento con tu psiquiatra habitual, porque al fin y al cabo no te conozco ni tampoco sé lo suficiente de tu situación como para darte recomendaciones personalizadas. Sólo puedo hablarte de mi experiencia con pacientes sufriendo del síndrome de retirada.
Espero sinceramente haberte servido de ayuda y te mando un saludo afectuoso.

Departamento Médico
Dra. Alma Moser
Médico especialista en Psiquiatría
Niños, adolescentes y adultos
Idiomas de trabajo: Español, inglés, alemán y francés
Ver su Curriculum