“Las relaciones a distancia tienen una tasa de fracaso del 48%”

Casi una de cada dos relaciones a distancia fracasa por tanto

Es evidente que la globalización y las nuevas tecnologías nos han acercado hasta el punto de formar familias y pareja multiculturales. Creamos así ambientes más diversos, enriquecedores y creativos.

Pero también es cierto que cada vez más parejas tienen relaciones a distancia por pertenecer a distintos países o porque las circunstancias laborales o de estudio les hacen vivir separados.

Todos/as conocemos relaciones a corta distancia (ciudades colindantes o a pocos kilómetros) a media distancia (localizaciones diversas en el mismo país o en países cercanos) o a larga distancia (en otros continentes y zonas horarias) pero quién nos iba a decir hace tan solo un año que podríamos tener una relación a distancia estando tan cerca por estar confinados en nuestras casas o que tendríamos que cambiar los planes y los billetes de avión en tres, cuatro o hasta cinco ocasiones.

Desde luego el 2020 nos ha dejado muchas cosas, pero una de ellas son los retos constantes a nuestra capacidad de adaptación y en el ámbito romántico no iba a ser distinto.

Cuando me pidieron que escribiese este post mi respuesta inmediata fue que estaba encantada de hacerlo como profesional, ya que trabajo en terapia de parejas y he aprendido muchísimo sobre estos problemas gracias a cada una de ellas. Pero también tengo que reconocer que me ilusionaba hacerlo desde el punto de vista personal ya que he vivido durante años y de primera mano el amor a distancia.

Hoy comparto contigo el ABC de las relaciones a distancia o como titula este post del amor en los tiempos de COVID. Espero que tras leerlo puedas empezar a poner estos 3 trucos en práctica tanto en la relación con tu pareja como contigo mismo/a.

Aceptación: uno de los conceptos más repetidos en la psicología, en la meditación, mindfulness, en las relaciones interpersonales y sobretodo una de las herramientas más importantes que nos ha dejado 2020.

Aceptar significa 2 cosas en la relación a distancia:

  1. Aceptar las circunstancias que no están bajo nuestro control, como las regulaciones, los eventos inesperados, cancelación de vuelos u oportunidades laborales que aparecen por sorpresa y nos cambian los planes. Nos duele aceptar estos cambios por las expectativas que habíamos creado de como serían y a las que tenemos que renunciar y por el miedo a sus consecuencias. Es absolutamente normal y más en una relación a distancia que pasemos tiempo pensando en como será nuestro próximo encuentro y es normal también que temamos que si no se produce algo negativo ocurrirá.
  2.  Aceptar nuestras propias emociones y pensamientos difíciles. Esto cuesta todavía más. Es muchas ocasiones querer evitar sentir incertidumbre, inseguridad, falta de atención o incluso querer evitar “las esperas” es lo que guía nuestro comportamiento y genera tensiones y conflictos.

Vamos a empezar con tres tips para la aceptación:

  1. Cuando llega un cambio de planes o una emoción difícil tratemos de no reaccionar de inmediato, si no hay urgencia para qué voy a tener que responder YA.
  2. Centrémonos en el momento presente, se que esto suena a muy fácil pero podemos intentar hacerlo desde la capacidad de adaptación  tratando de ser creativos en la pareja y de buscar una alternativa.
  3. Comunicación sin críticas. En este blog encontrarás otro artículo sobre los jinetes del apocalipsis en la relación de pareja y uno de ellos es la tendencia a culpar al otro. Mi recomendación es comunicarnos para buscar alternativas pero centrados en el problema, huyendo del criticismo y de poner la responsabilidad o la culpa sobre la otra persona.

Bridges o Building Bridges o crear puentes. Esto es lo que nos mantendrá unidos en la relación y para ello aquí os dejo ejemplos de algunos de ellos:

Puentes de comunicación:  Es importante que cuidemos los canales y horarios por los que nos vamos a comunicar pero también las normas y la flexibilidad dentro de ellos para no generar malos entendidos. Diferenciando una cita aunque sea online a una hora concreta la cual debemos respetar y organizar como si fuese en persona , de la comunicación durante el día  a través de chats o mensajes. Para que no se produzca frustración esta comunicación debemos de acordarla llegando a un acuerdo común en la pareja.

Puentes de afecto: de la misma manera que cuidamos nuestras plantas, mantenemos rutinas de limpieza en casa o mantenemos la atención a ciertos detalles con nuestros clientes, podemos hacerlo con nuestra relación de pareja. Estas muestras de afecto pueden suponer desde enviar mensajes o detalles hasta otras acciones sencillas como preparar una lista de Spotify dependiendo del estado de ánimo de la otra persona o actualizar la común con canciones significativas para la pareja. Piensa que de lo que más se arrepiente la gente al final de su vida es de no haber dicho o mostrado lo que sentía a sus seres queridos, la distancia nos limita pero también nos ofrece oportunidades para crear puentes de afecto más creativos y personalizados.

Puentes de entretenimiento: Compartir intereses, aficiones y placeres es según diferentes estudios una de las piezas clave en las relaciones de pareja satisfactorias. Aunque la distancia no nos permita hacer una ruta juntos, pasar un fin de semana o descubrir un nuevo restaurante, la tecnología nos abre la puerta de manera sencilla a cuidar este puente.

Descubrir siempre es estimulante, asique por qué no hacerlo juntos también en la distancia. 

Compromiso es lo que guía nuestra persistencia, nuestra capacidad de tener éxito en las cosas que valoramos. Incluso en los momentos más difíciles podemos intentar seguir comprometidos con:

  1. Nuestra pareja y su bienestar
  2. La relación como una creación común y en constante crecimiento
  3. Los puentes anteriores
  4. Nuestras propias emociones, para comprometernos a aceptarlas y a desarrollar compasión hacia ellas, dándonos un tiempo, calmándolas y cuidando también de nuestro propio bienestar.

Retomando la estadística inicial …

Para no poner nuestra relación en ese 48%, tal vez no podéis cambiar la situación pero si podéis trabajar en la aceptación , los puentes comunes y el compromiso. 

Departamento Psicológico, Psicoterapéutico y Coaching
Leticia Martínez Prado
Psicóloga y Coach
Adultos y parejas
Idiomas de trabajo: Español e inglés
Ver su Curriculum