Dudas sobre Embarazo y Medicación

Dudas sobre Embarazo y Medicación

Question

Querida Dra Varela:

Verás empiezo del principio. Tengo 34 años, hace bastantes años tuve crisis de ansiedad, me recetaron tratamiento y muy bien todo, hace un año que me casé y antes de casarme le expliqué a mi psiquiatra que cuando me casara al tiempo mi pareja y yo quisiéramos intentar tener familia, mi psiquiatra me recomendó Lorazepam una de mañana y Fluoxetina por si quería quedarme embarazada.

Bien, hace unos meses que le propuse dejar el tratamiento si que es verdad que aun no habíamos intentado nada de embarazo.. Pero yo oía a gente que me decía que me lo tenía que dejar… Fui muy poquito a poco dejándome la Fluoxetina, y la verdad que todo iba bien, hasta el punto en que ya solo me tomaba medio Lorazepam por las mañanas… Hace mes y medio que no tomo Fluoxetina, pues hará dos semanas en el trabajo vinieron algunos problemillas, y otros sin importancia con una amiga, pues me calenté la cabeza demasiado y todo lo veía negativo… Esta semana pasada estoy durmiendo con la mandíbula en tensión y me levanto mal.. Hace unos días que cuando me levanto a parte de la tensión en la mandíbula me entra susto, miedo, tristeza… Pues bien el viernes me fuí a un osteópata medicina china que me puso acupuntura para la ansiedad y me dio un bote que se llama Gaba que me dijo que lo sustituya por el medio Lorazepam… Pues no estoy bien… Estoy muy ansiosa, la tensión en la mandíbula todo el día … Me entra susto…Ayer tuve que tomarme medio Lorazepam…. Así estoy … Me puedes ayudar… Por favor.. Hasta el lunes que viene no me toca hora con el psiquiatra mio. . . .

Reconozco que con medio Lorazepam y Fluoxetina estaba bien. Eso sí, el mes pasado intentamos mi pareja y yo quedarme embarazada… Entonces creo que me obsesioné un poco porque tengo tantas ganas que al venirme el periodo que encima se me retrasó pues otra cosa negativa que vi..

Mi pregunta es: si vuelvo al tratamiento podría quedarme embarazada..?

E.L.

Answer

Hola, Eva:

Muchas gracias por tu detallada descripción de la situación y por confiar en tu consulta. Es importante que sepas que mis consejos por aquí no deben sustituir al seguimiento con tu psiquiatra habitual, porque al fin y al cabo no te conozco ni tampoco sé lo suficiente de tus circunstancias como para darte recomendaciones personalizadas. Sólo puedo hablarte de mi experiencia con pacientes embarazadas o que están intentando quedarse encinta. Voy a empezar por distinguir claramente dos situaciones:

La primera sería tu situación actual, no estás embarazada pero querrías dejar la medicación porque planeas un embarazo y no quieres asumir los riesgos asociados a tomar Fluoxetina y Lorazepam. En esta situación es un éxito haberte quitado la Fluoxetina dado que los riesgos de tomarla durante la gestación se reducen sensiblemente si el primer trimestre no se toma el medicamento. En general yo les aclaro a las futuras mamás que desde que el test de embarazo da positivo hasta que se produce un intercambio de sangre con el embrión pasan de media dos semanas y es el tiempo que tenemos para intentar retirar la medicación o reducirla al máximo. Pero mientras no tengamos una prueba positiva, pueden ayudarse de las medicaciones habituales, tanto Fluoxetina como Lorazepam. Hay que tener en cuenta que el embarazo puede tardar en producirse y estaríamos afrontando un periodo “a pelo” innecesario. Es decir, si ahora mismo necesitas tu medicación, tómala, no estás embarazada todavía.

La segunda sería la deseada situación futura: ya tienes una prueba positiva que te has hecho inmediatamente ante la primera falta. En este caso hay dos opciones: si con tu psiquiatra consideráis que puedes encontrar un equilibrio sin la medicación, siempre es la mejor opción, pero a condición de que estés bien pero si no veis viable conociendo tu historial y las circunstancias actuales que pases un buen embarazo se puede compatibilizar la medicación que tomas con la gestación con un riesgo muy muy bajo y muy muy asumible. Lo que no significa que no puedan pasar cosas en el embarazo, muchas de ellas sin ninguna relación con la medicación. Tu psiquiatra ha escogido dos fármacos con el mejor perfil de seguridad, los que yo uso. También hay una opción intermedia: intentar pasar el primer trimestre sin medicación y retomarla a partir de la semana 12 de embarazo. No me atrevo, sin conocerte, a recomendarte qué hacer, pero espero de corazón que este pedacito de información te pueda servir y orientarte para junto con tu psiquiatra habitual, tomar las mejores decisiones. Recuerda ya desde el embarazo, tu bebé tiene más posibilidades de estar bien si tú estás bien. No te olvides de ti, ni durante el embarazo ni después. A veces es difícil.

Un fuerte abrazo,

Dra Orlanda Varela

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

Síntomas de abstinencia por la retirada de Paroxetina

Síntomas de abstinencia por la retirada de Paroxetina

Question

Buenos días,

Después de llevar 1 año y medio tomando 10 mg de Paroxetina mi psiquiatra me dijo que estuviese solo dos días tomando 5 mg.  Al cuarto día de no tomar nada empecé con calambres musculares, escalofríos, sudoración nocturna, dificultad para dormir cabeza aturdida, y sensación de adormecimiento en la cara. Mi psiquiatra no entiende que lo estoy pasando fatal y que no me la ha reducido correctamente y estoy perdida. Mi médico de cabecera me ha dicho que empiece otra vez con 10 mg y un Orfidal por las noches para poder dormir durante un mes y así ir reduciendo poco a poco para no tener efectos rebotes. ¿Lo estoy haciendo bien? Estoy perdida.

Answer

Querida Amiga:

Siento mucho que lo estés pasando tan mal. Efectivamente, hasta un 20% de los pacientes sufren intensos síntomas físicos con la retirada de los medicamentos de esta familia (Antidepresivos tipo ISRS) y muy especialmente con la Paroxetina. Los calambres musculares, la sensación de mareo y el abotargamiento de la cabeza son los más comunes. La sensibilidad a los efectos de la retirada varía muchísimo de unos pacientes a otros, hay pacientes que no notan nada y otros que están realmente muy molestos e incapacitados.

Mi recomendación es volver a tomar medio comprimido (10 mg) durante dos semanas, después pasar a alternar medio comprimido con un cuarto de comprimido durante otras dos semanas, a continuación, tomar un cuarto (5 mg) todos los días durante dos semanas más y para terminar tomar un cuarto día sí día no durante dos semanas más y suspender. Se trata de hacer muy muy lenta la bajada de modo que el cuerpo «no se entere» de que estamos quitando la medicación.

Un abrazo y estoy segura de que de esta forma solucionarás el problema,

Dra Orlanda Varela

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

Fluoxetina en el embarazo

Fluoxetina en el embarazo

Question

Dra Varela,

Tengo 22 semanas de embarazo. No toleré la Sertralina. Mi psiquiatra me ha dado Fluoxetina pero me dijo que la mantendrá hasta después del parto. ¿Qué riesgo hay para el bebé? He leído que hay que suspender la en la semana 28. Pero yo apenas la voy a iniciar. Estoy muy asustada. El Lorazepam ha dicho que me suspenderá una semana antes del parto. Gracias por responder.

Answer

Querida Amiga:

La Fluoxetina es una fantástica opción durante el embarazo (el fármaco que más uso personalmente en mis pacientes gestantes).  Entiendo que como tu doctora inicia ahora el tratamiento y estás muy cerca de la fecha prevista de parto prefiere no interrumpir el tratamiento en la semana 28 (esto no es una regla imprescindible). Estoy segura de que ella, que te conoce y sabe cuál es tu necesidad del fármaco, ha analizado el equilibrio de riesgos y ventajas que tiene hacerlo así. Confía en ella.

Por otro lado, parece que sabe lo que hace porque ha escogido los dos medicamentos que son más seguros en el embarazo ya que también el Lorazepam es mi ansiolítico favorito en la gestación. Efectivamente, el Lorazepam es más importante retirarlo antes del nacimiento del bebé ya que de no hacerse así y en el caso de que estuvieses tomando diariamente en los últimos días, la diferencia de nivel en sangre del feto al cortarse el cordón umbilical podría llevar a un pequeño síndrome de abstinencia en el bebé durante los primeros días.

De nuevo animarte a que confíes en las recomendaciones de tu médico y confirmarte que la Fluoxetina es una opción estupenda (aunque también puede resultar incómoda de tomar en las primeras dos semanas, mientras el cuerpo se acostumbra, trata de aguantarla porque merece la pena).

Un abrazo y mis mejores deseos para que te vayas encontrando mejor y disfrutes del embarazo,

Orlanda

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

He pensado en dejar los medicamentos pero igual me da miedo a una recaída pero me siento mal sexualmente- no funciono... ¿Qué hago?

He pensado en dejar los medicamentos pero igual me da miedo a una recaída pero me siento mal sexualmente- no funciono... ¿Qué hago?

Nuestra psiquiatra la Dra. Orlanda Varela responde online las preguntas de aquellas personas que piden consejo sobre tratamiento psiquiátrico. Si deseas hacer alguna consulta, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario.

Question

Hola, quisiera saber como dejar la Fluoxetina y el Clonazepam. Llevo tomándolas como 6 meses y claro me he sentido bien. Me ha quitado la angustia las crisis de pánico pero me ha quitado el apetito sexual completamente. He pensado en dejar los medicamentos pero igual me da miedo a una recaída pero me siento mal sexualmente- no funciono… ¿Qué hago?

Answer

Querida Amiga:

Primero quiero agradecerte la confianza que depositas en nosotros al hacernos la consulta.

Efectivamente, la pérdida de apetito sexual y las dificultades para alcanzar el orgasmo son muy frecuentes con las medicaciones que tomas. Y son uno de los efectos secundarios que con más frecuencia lleva al abandono precoz de la medicación siendo, sin embargo, la Fluoxetina uno de los antidepresivos que menos afecta a la sexualidad (imagínate los demás!)

Tu preocupación sobre una posible recaída al retirar la medicación es muy razonable. Es muy importante, si se trata de la primera vez que sufres pánico y ansiedad, mantener la medicación un mínimo de seis meses (la Fluoxetina).

Yo le hablaría muy abiertamente a mi médico de los inconvenientes que me ha causado la medicación y sobre todo le preguntaría por el riesgo de recaídas. Te animo a que hables con la persona que te prescribió el fármaco que es el/la que mejor te conoce y conoce la patología que llevó a instaurar la medicación.

Cuando mis pacientes a los que indico Fluoxetina y Rivotril (Clonazepam) ya tienen la ansiedad bajo control y llevan más de un mes sin crisis de pánico lo primero que retiro es el Rivotril, muy muy poquito a poco, nunca bajando más de 1/4 de la dosis total en cada escalón y dejando al menos 5 días o una semana entre cada paso de descenso. Por ejemplo, si el paciente toma tres comprimidos de 0,5 mg al día le bajo primero medio en una toma, después otro medio en otra de las tomas, y así cada 5 días hasta la retirada. Suspender el Rivotril mejora el apetito sexual en muchos casos Si al retirar el Clonazepam siguen sin ansiedad y sólo si esta condición se da, me planteo la retirada de la Fluoxetina.

Hay también un pequeño truco en caso de que las relaciones sexuales sigan un patrón temporal más o menos predecible, bajar el mismo día por la mañana la dosis a medio comprimido en lugar de uno (hay que comprar comprimidos, no cápsulas). Esto se puede hacer ocasionalmente (una vez por semana o dos máximo) sin perder mucha eficacia pero más que mejorar la líbido mejora la capacidad de alcanzar el orgasmo (muchas veces entorpecida por la toma de este medicamento.)

En todo caso, insisto en lo ideal es hablar con tu médico para analizar con él o ella los riesgos y ventajas de dejar la medicación en este momento del tratamiento y en tu caso en particular.

Espero haber arrojado alguna luz sobre el tema y haberte servido de ayuda. Recibe un saludo afectuoso y mis mejores deseos de recuperación de un día a día libre de ansiedad,

Dra Orlanda Varela
Psychiatrist
Directora de SINEWS Multilingual Therapy Institute

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

Síndrome de Retirada con Antidepresivos

Síndrome de Retirada con Antidepresivos

Hola,

Soy Mamá de R- mi hijo de 19 años. Él está tomando Sertralina de 50g 1/2 por noche. Resulta que suspendió el remedio por causas económicas y esta casi 5 noches sin tomarla. Siente mareos y algo de náuseas. Mi desesperación es tanta que necesito saber si le compro la pastilla ahora que he conseguido algo de dinero ¿se la puedo dar de día? Sería para empezar desde ya.
Muchas gracias y saludos cordiales.

Suspender bruscamente el antidepresivo causa algunos síntomas físicos hasta que el cuerpo se acostumbra al cambio. Lo primero que es importante aclarar es que los síntomas son incómodos, pero no suponen ningún peligro médico. Si no tu hijo R. no reanudase la medicación, estas molestias (los mareos y calambres son las más frecuentes)desaparecerían solas, irían suavizándose poco a poco hasta desaparecer en el plazo de unas 2-4 semanas.

También es importante que sepáis que esto no significa que R. necesite la medicación, sino que simplemente su cuerpo es sensible a la retirada brusca y acusa el cambio repentino de nivel de la medicación en sangre. Se llama SINDROME DE RETIRADA. Para tratar estos síntomas basta con reanudar la medicación, en su caso Sertralina en una dosis inferior a la que tomaba últimamente, habitualmente con media pastilla es suficiente, e ir bajando desde ahí muy muy lentamente. Os propondría media pastilla durante una semana después un cuarto durante la segunda semana y para terminar un cuarto a días alternos (día sí, día no) durante la tercera y última semana.

Básicamente y como resumen, podría soportar las molestias, que no implican ningún riesgo, y que irían desapareciendo poco a poco a lo largo de unas pocas semanas o si son muy intensas y no le permiten hacer vida normal, retomar la medicación e ir bajando la dosis lentamente.

Un saludo afectuoso a ambos y espero que la información que os facilito os resulte útil,

Dra Orlanda Varela

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

Estoy embarazada y tengo ansiedad: ¿Qué puedo tomar?

Estoy embarazada y tengo ansiedad: ¿Qué puedo tomar?

Nuestra psiquiatra la Dra. Orlanda Varela responde online las preguntas de aquellas personas que piden consejo sobre tratamiento psiquiátrico. Si deseas hacer alguna consulta, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario.

Question

Quisiera hacer una consulta. En el mes de marzo del presente año tuve una convulsión «epiléptica» es lo que dijeron pero mi encefalograma salió muy bien al igual que mis tomografías. La psiquiatra me dijo que como tenía tanta tristeza y emociones juntas convulsioné- que no es epilepsia pero no saben bien. En agosto fue mi última regla el 28 y hace casi 15 días me enteré que estaba embarazada y eso me hizo feliz. La verdad sufro desde la convulsión ataques de ansiedad generalizado. Me han quitado los medicamentos; solo me dejaron Fenitoína una por la mañana y otra por la noche. Tomaba Fluoxetina y Clonazepam. Pero desde que me las han quitado he tenido mucha ansiedad y no se que hacer ni que tomar. Estoy desesperada llena de miedo a que pase algo malo. A mi y a mi bebe. Que puedo tomar? Estoy desesperada. Espero que puedan ayudarme. No puedo dormir cada noche.

Answer

Estimada Futura Mamá:

Me gustaría antes de nada darte la enhorabuena por tu embarazo y enviarte mis mejores deseos para tu nuevo papel de mamá.

Primero aclararte que sobre la convulsión epiléptica que a nadie le produce una crisis epiléptica un estado emocional sin que exista un foco eléctrico en el cerebro. Hacer un electroencefalograma permite ver la actividad eléctrica del cerebro en un momento determinado sin embargo no permite descartar que en situaciones excepcionales ese mismo cerebro tenga un foco activo. La posibilidad de que en el ratito que dura la prueba puedan ver algo es muy pequeña en pacientes que sólo han tenido una crisis en su vida. Es importante hacer un registro de la actividad cerebral durante más horas y en situación de “provocación” de las crisis para poder descartar que exista un foco. Esta prueba se llama video EEG con deprivación de sueño. Si puedes, solicita al neurólogo que te practiquen esta prueba. Es importante aclarar si existe o no un foco puesto que seguir tratamiento para epilepsia de por vida sin haber confirmado si hay una causa permanente parece exagerado. Algunos antidepresivos pueden aumentar la probabilidad de padecer crisis epilépticas en personas que tienen una actividad eléctrica anormal, un foco. Así que seria bueno saber si la crisis se produjo después de la prescripción de la Fluoxetina o sin tener ninguna relación con ella.

Por otro lado, vamos a tratar el tema del embarazo y la medicación. Evidentemente, durante el embarazo ha de evitarse la toma de fármacos que no sean necesarios, como sabes, los estudios con embarazadas están completamente prohibidos por motivos éticos evidentes por lo que no hay una garantía total avalada por la ciencia de que ningún fármaco sea completamente inocuo. Lo primero que habría que averiguar es si es necesario verdaderamente que tomes Fenitoina. En nuestro país, la mayor parte de los especialistas en epilepsia si no encuentran un foco, no instauran tratamiento después de una primera crisis. Habría, como te explicaba antes, que descartarlo mejor antes de decidir.

A continuación habría que valorar bien tu estado de ansiedad y de ánimo bajo. Eso no lo puedo hacer yo a través de un correo electrónico porque sería una insensata, la persona más adecuada es la psiquiatra que te conoce desde hace meses. Si tu estado mental está causando una importante afectación de tu funcionamiento normal, la opción de tomar un antidepresivo durante la gestación, especialmente finalizado el primer trimestre debe tenerse muy en cuenta ya que existen varios medicamentos con un buen equilibrio ventajas-inconvenientes. La Sertralina (tengo bastante experiencia usándola en pacientes epilépticos y es muy segura) podría ser una buena opción para tí y también la propia Fluoxetina (una vez descartada la existencia de ese foco de actividad eléctrica anormal, sería la opción más habitual en embarazadas). La precaución que es importante tomar con la Fluoxetina durante el embarazo es la de intentar retirar paulatinamente el medicamento (siempre que el estado de la mamá lo permita) en la semana 28 para que no note el bebé la suspensión brusca de los niveles que pasaban a su sangre a través del cordón umbilical. Si necesitases ocasionalmente un ansiolítico, sería preferible que usaras Lorazepam en lugar de Rivotril.

Dicho esto, el mejor consejo que puedo darte es que trates este tema abierta y francamente con tu psiquiatra, que el expliques en detalle como te encuentras y cómo tu estado está afectándote en tu día a día. Si ella considera que no debe prescribirte ninguna medicación, pregúntale educadamente por qué para poder participar de la decisión según sus argumentos. Puede que haya alguna razón que ella no haya compartido contigo hasta ahora por la que desecha esta opción y que al hablarlo te convenza a ti también.

Recibe un saludo afectuoso y mis mejores deseos para que se resuelva tu dificultad y puedas disfrutar del embarazo y de ser mamá,

Dra Orlanda Varela
Psychiatrist
Directora de SINEWS Multilingual Therapy Institute

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

¿Hora de dejar el antidepresivo?

¿Hora de dejar el antidepresivo?

Question

Estoy intentando dejar de tomar antidepresivo (paroxetina) bajo prescripción médica, pero estoy en tramites de divorciarme. Mi pregunta es si debería posponer el dejar de tomar el antidepresivo para después del divorcio o volver a la dosis inicial, ya que no me encuentro bien con la reducción que me ha sugerido el psiquiatra por lo traumático de la situación.

Answer

Estimado amigo,

Efectivamente no parece el mejor momento para dejar la medicación dado que estás en un momento muy delicado y estresante de tu vida. Los procesos de divorcio suelen remover muchos sentimientos y son una fuente de estrés más potente de lo que pensamos incluso si han sido elegidos como la mejor solución por uno mismo.

Hay dos motivos por los que te recomiendo esperar, uno es que el estrés propio del proceso podría hacerte necesitar más la medicación de lo que la necesitas en una situación de estabilidad y el otro es que si retirarles la medicación en un momento de cambio no podrás saber nunca si atribuir el empeoramiento o la mejoría a la retirada del fármaco o a los efectos del cambio en sí mismo.

Recibe un cordial saludo y mis mejores deseos para esta transición,
Dra Orlanda Varela
Psiquiatra y Directora de SINEWS MTI

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

PSIQUIATRA POR DENTRO

Psiquiatra por dentro

Entrevista personal-profesional con la Dra Orlanda Varela

Hay muchos mitos sobre la profesión del psiquiatra, que si desarrolláis la capacidad de adivinar el pensamiento y no podéis dejar de ejercer ni cuando os tomáis unas cañas con los amigos, que si escuchar tantos problemas os vuelve más locos... ¿Cómo es ser "loquero"?, ¿de verdad afecta?

¡Buf! ¿Por dónde empiezo?, ser psiquiatra es una profesión maravillosa, a mi me encanta. Por supuesto que ves cosas en tu día a día que analizas desde lo que sabes de la vida y de la naturaleza humana por tu profesión, igual que un mecánico cuando escucha un ruido en el motor tiene más información que alguien que, como yo, no tiene ni idea del tema. Pero yo, desde luego, no voy proponiéndoles a mis amigos que cambien el ventilador antes de la próxima ITV.

Y la bola de cristal… Me temo que a mi no me la dieron con la especialidad, ja, ja. Aunque, bien pensado, creo que prefiero no tenerla.
En cuanto a los desequilibrios que tenemos los profesionales de esto, sí, hay estudios que indican que hay mayor índice de patología mental, de abuso de alcohol y hasta de suicidios, pero, en mi modesta opinión, es en general una condición previa. La gente escoge con frecuencia la profesión por motivos demasiado «personales».

No lo voy a negar, hay casos que te mantienen en vilo y preocupada y que «te llevas a casa», por eso es importante mantener radicalmente a salvo la vida privada, pero en líneas generales son tantas las consultas en que el paciente viene a decirte que se encuentra mucho mejor, que está más que compensado emocionalmente. Es un trabajo que da muchas satisfacciones.

En tu profesión, para lidiar con esos casos que te llevas a casa, ¿necesitas ayuda profesional?

No, necesito seguir el instinto y proteger al paciente cuando siento que está en peligro, intentar no quedarme nunca con la sensación de que podría haber hecho más. Eso me da mucha tranquilidad en los casos más graves, que suelen ser los que me «llevo a casa».

Y también necesito desconectar. Afortunadamente tengo muchos hobbies, me encanta el Padel, me gusta mucho pintar, salir al campo, viajar…
Y probar delicias gastronómicas con mi chico, tomarme un chocolate con mi amiga Sandra, ir de museos con mi cuñada pintora que lo ve todo con ojos de artista, reflexionar sobre la vida con mi amiga Trini mientras nos comemos una hamburguesa…

Y a ti, ¿qué te llevó a hacerte psiquiatra?

Ahora es cuando te digo que «problemas personales», ja, ja. Nooo, en realidad me gustaban muchas especialidades. Repetí el MIR para intentar hacer Cirugía Pediatrica pero no lo conseguí y también me encantaban Oftalmología, Ginecología y Psiquiatría.

Ahora pienso que soy un ejemplo viviente de que a veces la suerte es que el destino no te regale lo que querías, ser Cirujana Pediatrica es mucho más duro y tiene perspectivas profesionales muy limitadas.

La Psiquiatría me empezó a gustar gracias a tener magníficos profesores, cómo influye eso, ¿verdad? Y mi mejor amiga la noche antes de elegir especialidad me recordó lo bien que se me daba aconsejar y que la gente me buscaba para contarme sus problemas, que tenía una especie de «don». Todavía no estoy segura de que tuviese razón, pero sí de que me lo decía sinceramente y desde el cariño.
¡Y aquí estoy! Sinceramente, creo que se puede ser feliz haciendo muchas cosas diferentes.

Acabas de nombrar la palabra clave, ahora que los libros de autoayuda inundan las librerías, desde tu experiencia profesional ¿Cuál es la receta de la felicidad?

Imagino que para cada persona será una. No creo en las fórmulas mágicas. De todos modos, la felicidad es fugaz, a mi me interesa más una palabra del inglés que no tiene traducción literal: «contentment» habla de satisfacción con la vida que llevamos, con cómo vivimos con lo que nos ha tocado.

Y ahí creo que la coherencia entre lo que uno piensa, siente y hace y la flexibilidad serían algunos de los ingredientes de la pócima. Al menos de la mía. Seguramente cada uno tenga que encontrar la forma de compensar sus tendencias naturales más destructivas y aprender a adaptarse, porque la vida no siempre es fácil ni como habíamos pensado.

Hablando de momentos malos, ¿qué hace un psiquiatra cuando pasa por ellos, sentarse consigo mismo a analizarse?

No creo que sea buena idea, igual que no podemos tratar a nuestra hermana o nuestra mejor amiga, tenemos una relación emocional demasiado estrecha con nosotros mismos, nos vemos demasiado de cerca.

A mi me han tocado algunos momentos complicados de verdad y creo que me han ayudado a comprender mejor el sufrimiento y también a conocer mis límites. Me considero una persona fuerte y estable, pero todos tenemos una resistencia al estrés que la vida puede poner a prueba. Si llega ese momento, hay que buscar soluciones.

Me he leído tu curriculum en la web, y el morbo me puede. ¿Qué me cuentas de tus siete años de experiencia penitenciaria?

Todavía echo de menos aquel trabajo. Por aquel entonces, yo estaba pluriempleada, trabajaba primero en un servicio público de psiquiatria infantil y después en un centro privado de psicología en el barrio de Salamanca. Conseguí el trabajo llamando al número de teléfono de una oferta colgada en la web del colegio oficial de médicos. La persona que respondió mi llamada me repitió tres veces y como si yo fuese sorda «pero es para trabajar en prisiones, quiero decir en la cárcel, eh?».

Me asombraron muchísimo dos cosas con respecto a lo que esperaba encontrarme:

La más importante es que la mayor parte de la gente que estaba allí había nacido en un lugar, una familia, un entorno muy desfavorecidos. Muchos de ellos padecían una dependencia de sustancias grave y prolongada.

La siguiente sorpresa fue descubrir la cantidad tan importante de enfermos mentales graves que hay en las cárceles. Algunos de cuyos crímenes habían sido la crónica de una muerte anunciada, porque llevaban dando señales de que estaban mal muuuucho tiempo. Y es que no puede ser que nuestra sociedad haya decidido que los enfermos mentales graves tienen que vivir integrados sí o sí y al mismo tiempo destinar tan pocos recursos a atenderlos. Mis años en prisión, ¡Caramba, dicho así…, ja, ja!  Mis años como psiquiatra consultora para centros penitenciarios me enseñaron mucho sobre la naturaleza humana y me desmontaron muchos mitos.

Bueno, y para terminar, ¿qué hace una chica de Lugo dirigiendo un centro de terapia para extranjeros en Madrid?

Uy, pues tengo que empezar por decirte que NO somos un centro de terapia para extranjeros sino un centro que ofrece terapia en distintas lenguas, pero también en español.

Y sí, de Lugo y ni siquiera de la capital, yo soy una chica de pueblo (si es que «chica» se puede aplicar cumplidos más de cuarenta). Pero mi familia es singularmente internacional de vocación. Mi padre estudió tres años de su carrera en Roma y los veranos viajaba a Alemania a trabajar para financiarse el curso y mi madre veraneaba en Francia  y estuvo de au pair en Londres. Ellos hicieron un gran esfuerzo para que mis hermanos y yo aprendiésemos inglés en Estados Unidos y que nos sintiéramos ciudadanos del mundo.

Y después, muuuucho después, se produjo un encuentro fortuito y muy afortunado. Conocí a mi socia Gema y a través de ella a mi socia Vickie y comencé a trabajar como consultora para la Universidad americana de St Louis en Madrid a la vez que las tres nos reuníamos para cenar una vez al mes e íbamos alumbrando la idea de montar un centro como SINEWS.

Aprovecho para saludarlas desde aquí, como si estuvierámos en la tele: Chicas, qué camino más interesante y satisfactorio hemos hecho juntas hasta aquí, Gracias.

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

¿HORA DE DEJAR EL ANTIDEPRESIVO?

TIME TO QUIT ANTI-DEPRESSIVES?

Dr. Orlanda Varela, Psychiatrist at Sinews, Madrid responds to frequently asked questions about how to quit anti-depressives.

Taking anti-depressives is increasingly becoming more frequent and even more so the fact that a friend or family member may think that they are not able to quit them. What is happening?

We live in a world that pretends to negate that pain and discomfort is part of life. The use of anti-depressives has skyrocketed as one of the top 10 most prescribed pharmaceuticals. There are various anti-depressives within the 10 drugs most prescribed in primary care. They are also amongst the medicines in which the greatest number of bottles are sold in this country.

In my opinion, they are overprescribed. The proof is that some studies write their efficiency in between lines and I believe that this is because when they are not well indicated, they do not work correctly.

It´s also very common that doctors believe that maintaining the anti-depressive prevents relapses in people who have suffered depressive episodes and never attempt to remove the medication for fear of suffering again. However, there is no scientific evidence that prolonging treatment more than a year after total remission, in the case of DEPRESSION has a preventative effect. Very few cases of depression require maintenance of the medication in a larger time frame. Fortunately, “real” depression is an illness that can be cured and reappears periodically throughout one´s life.

Is there a reason for a patient to take anti-depressives for many years or is that always negative or useless?

Yes, there are good reasons for long treatments in the case of patients who suffer other problems besides depression.

Today, the most utilized anti-depressives are from the ISRS family (which act over our level of Serotonin.) For example, Prozac which its main ingredient is Fluoxetina, Sertralina, Paroxetina, or Escitalopram is used as well to treat other problems besides depression. Some of these problems such as Social Phobia, Bulimia, or Obsessive Compulsive Disorder can be chronic and the patients who suffer them require a very prolonged treatment in order to live a normal life. (I speak, of course, of the most severe cases because there are different levels of severity.) In the case of ANXIETY disorders, in which the treatment is longer, there is a high percentage of patients who take anti-depressives in order to reduce their anxiety level, obsession or compulsion (not because they are dependent on them.)

One question that many of you may be asking: How do I know when it is the right moment to stop taking anti-depressives? Yes, it´s the million dollar question, of course, and it is not so easy to answer. The first thing to have in mind is the reason for why you are taking it. Here, there are three big groups:

1) People who take them for DEPRESSION

Generally, if it is the first episode of your life, the doctor will tell you to take them a minimum of six months after you reached remission (usually patients respond within a month or month and a half after beginning medication.) If it was your second episode (or have had more than two in your life), the minimum time is stretched and it should be at least one year. The objective of these time frames is to reduce the minimum probability of relapse when we take away the medication. If it is done well, the probability of relapse is very small.
As important as estimating the minimum amount of time is deciding when.
It´s obvious that if we reach the year mark and someone close to you passes away or lose a job… It will be more sensible to wait. A good time is a time when you are stable and in a certain routine without situations where we may anticipate stress in the near future.

2) People who take it for STRESS, which is a time of your life where complicated situations accumulated and you felt worn. The more reactive the symptoms are and the more transitory the stress that caused it, the shorter the duration of treatment will be. There could even be cases where less than half a year has passed after the situation that caused the discomfort resolved and you´ve gained a better understanding (through therapy) as to why you got into this state as well as strategies to deal with stress. In these cases, the combined treatment of medicine and psychotherapy is much more effective than taking medication alone.

I should clarify here that simply one stressful event, as painful as it may be, should not automatically lead us to take an anti-depressant. We have to feel loss, abandonment, pain, and put to use our resources and time in order to accept and adapt.

3) Chronic problems such as OBSESSIVE COMPUSIVE (OCD) and other variants of severe CHRONIC ANXIETY.
People who suffer from these types of problems are the ones who should follow longer treatments, including sometimes, for many years or their whole life (in more severe cases.) Especially if you find yourself limited in your daily functioning after experiencing a few supervised attempts (by a specialist) to remove medication. These are very few cases- it should not be more than 10% of the people who have taken at an anti-depressant at some point in their lives. Perhaps in order to give more clues over when it would be a good moment to stop taking the anti-depressive, we can use the rule five of ten. If you believe that you satisfy five of the following ten criteria, perhaps you should ask your doctor about the possibility of quitting medication under his or her supervision in treatment.

Perhaps in order to give more clues over when it would be a good moment to stop taking the anti-depressive, we can use the rule five of ten. If you believe that you satisfy five of the following ten criteria, perhaps you should ask your doctor about the possibility of quitting medication under his or her supervision in treatment.

  1. You have spent more than 9 months without symptoms that made you take it at least not habitually or not every week.
  2. You have analyzed the reasons that led you to that discomfort and you understand them and have them in mind.
  3. You have developed strategies in therapy that allow you to cope with discomfort and reduce the pain.
  4. You find yourself in a stable phase, nothing out of the ordinary is happening, and your routines are in order.
  5. In the near future, there is no stressful event or important change in your life in which you will need to adapt (an international move, changing jobs, having your first child…)
  6. You have recovered your previous level of functioning. You don´t need to avoid things that you used to do nor do you feel limited by fear.
  7. You live a healthy lifestyle, you eat relatively healthy, you do some exercise and sleep relatively well.
  8. The people who know you best think that you look well. Nobody insists that you should not stop taking medication (it´s possible that they are not right in insisting, of course, but this is just one factor out of ten)
  9. Although you can be somewhat scared of leaving the medication, you are motivated to find alternatives in order to manage the unlikely event that it may reappear.
  10. You’ve reached a point where the balance between what the medicine offers you and the disadvantages of taking it, are not positive. There are more cons than pros (this could also be a reason to change medications if you are still not ready to quit.)

Will I suffer any withdrawal symptoms?

No, no anti-depressive causes physical dependence, therefore, there cannot be “withdrawal.” However, physical symptoms may appear during removal in 10-20% of the cases. This is called Antidepressant discontinuation syndrome. It deals with a special sensibility that some people have to a sudden change of dosage and consists of dizziness as if your head was floating and possible cramps and electrical sensations in the muscles. It can be avoided and solved by deceiving the body with a slow, soft reduction of the dosage.

How do I distinguish the symptoms of withdrawal from relapse?

It´s very simple, because the initial symptoms are not very similar and they reduce with time. In general, a mix of physical discomfort that appears two to three days after quitting the medicine and that reduces after the second week and has disappeared after a month is not a relapse.

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé

Desde que dejé de tomar el antidepresivo, me siento mareado, ¿es normal?, ¿qué puedo hacer?

Desde que deje de tomar el antidepresivo me siento mareado. ¿Es normal que puedo hacer?

Question

Desde que dejé de tomar el antidepresivo, me siento mareado, ¿es normal?, ¿qué puedo hacer?

Jesús

Answer

Hola, Jesús:
Lo que describes es un SÍNDROME DE RETIRADA. Un 20% de los pacientes al reducir la dosis hasta suspender la toma de antidepresivos del tipo ISRS (Fluoxetina, Paroxetina, Sertralina, Escitalopram… Los más comunes) comienzan a notar síntomas como mareos y calambres musculares. El mareo es como describes, como si el cerebro «flotara en la cabeza».

Los síntomas no tienen que ver con que el paciente vaya a necesitar retomar la medicación sino con una sensibilidad especial que algunos individuos tienen al cambio de nivel en sangre de la medicación.

El síndrome de retirada se pasa solo, si no tomas ninguna medida desaparece con el tiempo, pero puede durar hasta un mes y es bastante incómodo. Se hace pesado.

La solución es bien sencilla volver a tomar una dosis mínima del fármaco e ir bajándola más suave y lentamente, de modo que «engañemos al cuerpo», que no pueda detectar la diferencia entre un escalón de bajada y el siguiente.

Yo suelo recomendar a mis pacientes que vuelvan a tomar media pastilla una semana, luego un cuarto otra semana y la última semana que tomen un cuarto día sí, día no. Mano de santo ; )

Division of Medicine
Dra. Orlanda Varela González
Director of SINEWS MTI
Founding Partner
Psychiatrist
Children, adolescents and adults
Languages: English and Spanish
See Resumé